Declaraciones del presidente del COLFA, Farm. Mauricio Barceló, ante un medio local

En diálogo con el diario Tiempo de San Juan, Mauricio Barceló, presidente del Colegio Farmacéutico, se mostró molesto con los controles y reclamos particulares a las farmacias y farmacéuticos por los precios de alcohol en gel, barbijos, guantes y vitaminas. Según Barceló, están viviendo una situación injusta porque “somos personal sanitario, ponemos el cuerpo y además tenemos que vivir inspecciones de un tenor que no está bien”.

Además, dijo que los productos de mayor demanda, a pesar del decreto presidencial que retrotraía los precios a febrero, siguen llegándoles caros y las farmacias no tienen más opción que venderlas a ese valor. “Hay una larga cadena que define el precio, pero la gente termina enojándose con los farmacéuticos, que además de ser los últimos de la cadena somos los que ponemos el cuerpo. El 95% de los que llegan a los locales están enfermos y somos nosotros los que estamos en riesgo”, aseguró.

Barceló criticó que también son los únicos que tienen que enfrentarse a las inspecciones y que ha visto en la calle “gente vendiendo alcohol sin etiqueta, en cualquier frasco y sin controles”. Agregó que se sienten “asediados en un momento de crisis sanitaria, donde no deberíamos ser controlados”.

En cuanto al decreto, asegura que productores y distribuidores no lo están cumpliendo, que cuando llegan inspectores ellos pueden justificar la situación porque tienen como verificar que el precio al que compran los productos, pero que “el cliente no tiene como saberlo y se enoja con el farmacéutico”.

Para Barceló la situación puede terminar en que los empresarios dejen de comprar y vender alcohol, barbijos, guantes y complejos vitamínico. “Ninguna farmacia está especulando ni aprovechándose de la situación”, cerró.