El Nobel de Medicina y la Lucha contra la Hepatitis C

La Farm. Daniela Kummel, integrante del Área Científica del Colegio Farmacéutico de San Juan, compartió una reseña sobre la reciente noticia del Nobel de Medicina. Te invitamos a leerla para conocer más acerca de este tema.

Tres científicos fueron distinguidos con el premio por su “contribución decisiva” para combatir un patógeno capaz de provocar enfermedades tan graves como la cirrosis o el cáncer de hígado.
Harvey Alter (EEUU), Michael Houghton (Reino Unido) y Charles Rice (EEUU), fueron los encargados de llevar a cabo tan importante labor.
Tras la identificación de los subtipos A (transmitido por consumir alimentos contaminados) y B (que se transmite a través de la sangre y fluidos corporales), los estudiosos seguían sin poder explicar muchos casos de hepatitis crónica que provocaban grandes problemas de salud. Fue así que a finales de los años ’70 se investigaba la incidencia de casos de hepatitis en personas que habían recibido una transfusión sanguínea y cuyos test para A y B eran negativos.
Alter continuó con sus estudios y pudo demostrar que si transfundía sangre de un afectado a un Chimpancés, éste también desarrollaba la enfermedad. Esto era causa de un virus que, en un principio, recibió el nombre de hepatitis no A y no B.
Houghton fue recopilando fragmentos de ADN de la sangre del Chimpancé y anticuerpos en pacientes afectados hasta que, finalmente, pudo identificar a un virus del género Flavivirus que recibió el nombre de virus de Hepatitis C.
Por último, Charles Rice mediante ingeniería genética, creó una variante RNA del patógeno el cuál inyectado en el hígado del Chimpancé, provocaba por si mismo el desarrollo de la enfermedad lo cuál confirmó la relación entre el nuevo virus identificado y el daño hepático.
Hoy en día, gracias a los aportes de éstos tres genios de la ciencia, existen test de detección que han eliminado la transmisión del virus a través de las transfusiones de hemoderivados y otras conductas de riesgo, además de transmisión nosocomial por practicas medicas invasivas y más importante aún, han permitido desarrollar fármacos antivirales que beneficiaron a millones de personas en todo el mundo a tal punto de eliminar el virus por completo.
Sólo queda para agregar, la importancia de pedirle a nuestro médico la indicación del test de Hepatitis B y C, al menos una vez en la vida debido a que 8 de cada 10 pacientes NO tienen síntomas, y gran parte de los infectados pueden tener un laboratorio (hepatograma) normal.