Venta Ilegal de Medicamentos

 

 

Policiales

01/10/2011 EN TRINIDAD, CAPITAL

Apresan a un repartidor por venta ilegal de medicamentos

Operaba en un local sin identificación. Lo detectó Salud Pública y la policía allanó y secuestró drogas varias, incluso de venta archivada, por unos 50.000 pesos. Eduardo Manrique – Diario de Cuyo

Fotos

DE TODO. Analgésicos, antibióticos y hasta la conocida droga para estimulación sexual masculina fueron parte de los medicamentos que el sospechoso tenía a la venta sin autorización, dijeron fuentes policiales.

 

 

 

 

 

Un distribuidor de golosinas fue detenido ayer por policías de Seguridad Personal de la Brigada de Investigaciones, sospechado de vender ilegalmente medicamentos varios, incluso de receta archivada. Durante el operativo, los pesquisas secuestraron unos 15 bultos (entre bolsas y cajas) llenos de drogas, cuyo valor en la calle fue calculado en unos 50.000 pesos, estimaron fuentes policiales.

El local allanado está ubicado al lado de un lavadero en el costado Este de avenida Rawson, entre Saturnino Sarassa y avenida de Circunvalación, en Trinidad, Capital. Y las supuestas maniobras al margen de la ley con el expendio de medicamentos habían sido detectadas por personal de División Farmacia de Salud Pública. Con los datos aportados por ese organismo, policías de Seguridad Personal comandados por el subcomisario Alfredo Luna y el oficial principal Domingo Sombra, profundizaron la investigación y consiguieron que el juez Leopoldo Zavalla Pringles ordenara un allanamiento con la consigna expresa de secuestrar cualquier medicamento, porque su propietario, de apellido Pelayes, no estaba autorizado para comercializarlos ni tenerlos, precisaron fuentes policiales.

Los policías no se toparon con nada extraño a simple vista. Pero una revisión más detallada del lugar, los llevó a descubrir que las drogas estaban ocultas entre otras cajas de mercaderías en un depósito, dijeron.

Así, descubrieron analgésicos y otros medicamentos de venta libre, y también aquellos de venta bajo receta (como antibióticos) y de venta con receta archivada (como la conocida droga de estimulación sexual masculina).

El propietario del lugar quedó arrestado porque no pudo justificar que Salud Pública lo hubiera autorizado para vender esos medicamentos y tampoco para tenerlos, ya que las condiciones almacenamiento distaban bastante de ser las óptimas, precisaron las fuentes.

El sospechoso ahora será investigado por infracción al artículo 201 del Código Penal, que reprime con 3 a 10 años de cárcel, a todo aquel que ‘vendiere, entregare o distribuyere medicamentos o mercaderías peligrosas para la salud, disimulando su carácter nocivo’. El delito es excarcelable, pero esa decisión la tomará el juez Zavalla Pringles.

Enviar Imprimir Tamaño del texto

Noticias . Edición Impresa . Contáctenos . Registra

Venta ilegal de medicamentos

 

 

Policiales

01/10/2011 EN TRINIDAD, CAPITAL

Apresan a un repartidor por venta ilegal de medicamentos

Operaba en un local sin identificación. Lo detectó Salud Pública y la policía allanó y secuestró drogas varias, incluso de venta archivada, por unos 50.000 pesos. Eduardo Manrique – Diario de Cuyo

Fotos

DE TODO. Analgésicos, antibióticos y hasta la conocida droga para estimulación sexual masculina fueron parte de los medicamentos que el sospechoso tenía a la venta sin autorización, dijeron fuentes policiales.

 

 

 

 

 

 

 

Un distribuidor de golosinas fue detenido ayer por policías de Seguridad Personal de la Brigada de Investigaciones, sospechado de vender ilegalmente medicamentos varios, incluso de receta archivada. Durante el operativo, los pesquisas secuestraron unos 15 bultos (entre bolsas y cajas) llenos de drogas, cuyo valor en la calle fue calculado en unos 50.000 pesos, estimaron fuentes policiales.

El local allanado está ubicado al lado de un lavadero en el costado Este de avenida Rawson, entre Saturnino Sarassa y avenida de Circunvalación, en Trinidad, Capital. Y las supuestas maniobras al margen de la ley con el expendio de medicamentos habían sido detectadas por personal de División Farmacia de Salud Pública. Con los datos aportados por ese organismo, policías de Seguridad Personal comandados por el subcomisario Alfredo Luna y el oficial principal Domingo Sombra, profundizaron la investigación y consiguieron que el juez Leopoldo Zavalla Pringles ordenara un allanamiento con la consigna expresa de secuestrar cualquier medicamento, porque su propietario, de apellido Pelayes, no estaba autorizado para comercializarlos ni tenerlos, precisaron fuentes policiales.

Los policías no se toparon con nada extraño a simple vista. Pero una revisión más detallada del lugar, los llevó a descubrir que las drogas estaban ocultas entre otras cajas de mercaderías en un depósito, dijeron.

Así, descubrieron analgésicos y otros medicamentos de venta libre, y también aquellos de venta bajo receta (como antibióticos) y de venta con receta archivada (como la conocida droga de estimulación sexual masculina).

El propietario del lugar quedó arrestado porque no pudo justificar que Salud Pública lo hubiera autorizado para vender esos medicamentos y tampoco para tenerlos, ya que las condiciones almacenamiento distaban bastante de ser las óptimas, precisaron las fuentes.

El sospechoso ahora será investigado por infracción al artículo 201 del Código Penal, que reprime con 3 a 10 años de cárcel, a todo aquel que ‘vendiere, entregare o distribuyere medicamentos o mercaderías peligrosas para la salud, disimulando su carácter nocivo’. El delito es excarcelable, pero esa decisión la tomará el juez Zavalla Pringles.

Enviar Imprimir Tamaño del texto

Noticias . Edición Impresa . Contáctenos . Registra